¿Por qué cambiar la bañera por un plato de ducha y qué ventajas ofrece?

técnicas de limpieza en profundidad
Las mejores técnicas de limpieza que debes conocer en 2018
abril 4, 2018
Mostrar todo
cambiar bañera por plato de ducha

En la actualidad una de las reformas más solicitadas es la del cambio de bañera por plato de ducha. Al contrario de lo que muchos pueden pensar, no es solo una solución de redecoración del cuarto del baño, también es eficiente, económico y respetuoso con el medio ambiente.

En Extrenatura nos esforzamos por encontrar las mejores soluciones para nuestros clientes en materia de reformas y limpieza para que ahorren tiempo, dinero y esfuerzo.

Hoy descubrirás con nosotros toda la información sobre por qué cambiar la bañera por plato de ducha es una genial opción para ahorrar dinero y tiempo en la higiene diaria, descubrirás que es más seguro, funcional, ecológico y te brindará mayor confort y comodidad.  Así que si estás interesado en hacer el cambio de bañera por plato de ducha sigue leyendo. ¡Dile adiós a tu bañera y empecemos!

Cambiar bañera por plato de ducha, todo lo que necesitas saber

Una bañera o tina es un recipiente hondo de fibra de vidrio, acrílico y otros materiales que sirve para bañarse y que, según cálculos aproximados, necesita de unos 230 litros de agua para el llenado completo. Lugar que le sirvió a Arquímedes para descubrir y posteriormente enunciar el principio físico que lleva su nombre y en el que cientos de niños han pasado su infancia jugando con patitos y barcos de juguete.

Por su parte, la ducha es la parte del baño en donde el agua cae directamente al suelo sin producirse acumulación de agua ya que esta va directamente al desagüe. Habitualmente, al ducharse, el agua sale desde una manguera flexible y cae sobre un plato de ducha. Se estima que el gasto de agua puede ser de entre 8 y 15 litros de agua por minuto.            

Una bañera estándar ocupa unos 140 x 80cm de espacio mientras que una ducha ocupa unos 90 x 90 cm. Evidentemente esto varía según fabricante, las necesidades que quieras cubrir, el presupuesto del que dispones y el espacio en tu cuarto de baño.

El material utilizado para una y otra es muy variado. Es habitual ver bañeras de fibra de vidrio y acrílico mientras que la cabida de ducha suele componerse de una puerta de cristal o plástico y un plato de acrílico, gres cerámico, polvo de minerales y resina acrílica, piedras de rio o incluso, platos de ducha flexibles que se ajustan a cualquier tipo de espacio, pudiendo recortarse y personalizar para su instalación.

Si estás pensando en cambiar la bañera por plato de ducha es importante señalar que, en algunos casos, el sistema de desagüe para la nueva instalación puede ser diferente al sistema ya existente. En ese caso habrá que estar atento y hacer las obras que sean necesarias.

cambiar bañera por plato de ducha

Cambiar bañera por plato de ducha, todo lo que necesitas saber

Una bañera o tina es un recipiente hondo de fibra de vidrio, acrílico y otros materiales que sirve para bañarse y que, según cálculos aproximados, necesita de unos 230 litros de agua para el llenado completo. Lugar que le sirvió a Arquímedes para descubrir y posteriormente enunciar el principio físico que lleva su nombre y en el que cientos de niños han pasado su infancia jugando con patitos y barcos de juguete.

Por su parte, la ducha es la parte del baño en donde el agua cae directamente al suelo sin producirse acumulación de agua ya que esta va directamente al desagüe. Habitualmente, al ducharse, el agua sale desde una manguera flexible y cae sobre un plato de ducha. Se estima que el gasto de agua puede ser de entre 8 y 15 litros de agua por minuto.            

Una bañera estándar ocupa unos 140 x 80cm de espacio mientras que una ducha ocupa unos 90 x 90 cm. Evidentemente esto varía según fabricante, las necesidades que quieras cubrir, el presupuesto del que dispones y el espacio en tu cuarto de baño.

El material utilizado para una y otra es muy variado. Es habitual ver bañeras de fibra de vidrio y acrílico mientras que la cabida de ducha suele componerse de una puerta de cristal o plástico y un plato de acrílico, gres cerámico, polvo de minerales y resina acrílica, piedras de rio o incluso, platos de ducha flexibles que se ajustan a cualquier tipo de espacio, pudiendo recortarse y personalizar para su instalación.

Si estás pensando en cambiar la bañera por plato de ducha es importante señalar que, en algunos casos, el sistema de desagüe para la nueva instalación puede ser diferente al sistema ya existente. En ese caso habrá que estar atento y hacer las obras que sean necesarias.


                                                                 ¿Te está gustando este artículo?¡Compártelo en tus redes sociales!

Antes de cambiar la bañera por plato de ducha presta atención a estos consejos

Si ya tienes claro que lo tuyo es la ducha y que te quieres librar de tu antigua bañera, presta atención a estos consejos para que la reforma sea lo más óptima posible y logres los mejores resultados.

Planificar la reforma

Es imprescindible que te tomes el tiempo necesario para planificar la reforma, desde el presupuesto que necesitarás hasta el profesional que contratarás.

Puede parecer algo básico pero nuestro principal consejo es que tengas claro, con exactitud, la necesidad que deseas cubrir: falta de espacio, redecoración, seguridad y comodidad, funcionalidad, etc. Si sabes esto podrás planificar el presupuesto que necesitarás, el tiempo de reforma, el tipo de profesional y los resultados esperados. Te aseguramos que ahorrarás de este modo mucho tiempo, dinero, esfuerzo y algún que otro quebradero de cabeza.

Contrata un profesional

Contratar un especialista para cambiar bañera por plato de ducha te puede evitar muchos disgustos y tendrás la ventaja de contar con garantía de los materiales utilizados, la mano de obra y el servicio.

En muchos casos, en la primera parte de la reforma (al quitarse la bañera), se detectan problemas con las tuberías y desagües tales como desgastes y fugas. Este es un tema que conocen bien los especialistas pero que a ti te puede pillar de sorpresa si decides hacer la reforma tú mismo. Los expertos contratados sabrán qué hacer para solucionar ese y otros inconvenientes que puedan surgir durante la reforma y así brindarte todas las soluciones para lograr tu objetivo.   

Limpieza tras la obra

¿Ya tienes tu ducha instalada y es tal y como lo habías soñado? Ahora hay que limpiar y adecuar el espacio. Si el presupuesto no se ha elevado durante la reforma e incluso te ha sobrado algo de dinero, puedes optar por contratar un servicio de limpieza de reformas.

En Extrenatura somos especialistas en limpieza de reformas según la necesidad del cliente y el tipo de reforma realizada. En muchos casos este tipo de limpieza no es sencilla así que es mejor dejarlo en mano de personal especializado que cuente con los productos, maquinaria y mano de obra necesaria para dejar todo impecable.

Esperamos haberte sido de ayuda. Si te ha gustado este artículo déjanos tu comentario en nuestra web o redes sociales. Si te apetece difúndelo para que los interesados en cambiar baño por plato de ducha se informen lo mejor posible y logren los mejores resultados.

Si por el contrario lo que deseas es contratar nuestro servicio de reformas y/o limpieza, puedes contactarnos y solicitar tu presupuesto sin compromiso. Estaremos encantados de ayudarte.  

cambiar bañera por plato de ducha


                                                                 ¿Te ha gustando este artículo?¡Compártelo en tus redes sociales!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *