mantenimiento de jardines Extremadura precios
Mantenimiento de jardines en Extremadura y sus precios posibles en tu comunidad
octubre 1, 2018
limpieza de fincas en Extremadura
Todo lo que debes saber a la hora de contratar un servicio de limpieza de fincas en Extremadura
octubre 20, 2018
Mostrar todo
reformar la cocina sin obras

¿Eres de los que prefieres hacer las cosas por tu cuenta? Si la respuesta es “sí”, ponte cómodo, porque te vamos a dar las claves para que descubras cómo reformar la cocina sin obras. Y si la respuesta es no, no te preocupes, también te decimos lo que te puede costar reformar tu casa.

Reformar la cocina sin obras: Paredes

Eliminar los azulejos

Si tu cocina es del año en el que estaba de moda decir expresiones como chachipiruli o guay del paraguay, seguro que crees que es imposible acabar con ese terrible azulejo. Buenas noticias: ¡te equivocas! Aunque no te lo creas, casi todo en la vida tiene solución.

Lo primero que tienes que hacer para quitarte de en medio el azulejo y empezar a reformar la cocina sin obras es ¡fijar el azulejo! Sí, por muy extraño que te parezca, para deshacerte de él primero tienes que asegurarte de que este no se despegue de la pared.

El siguiente paso que debes llevar a cabo es limpiar toda la superficie. Recuerda que vamos a tener que cubrir toda la pared con una masa especial y necesitamos que estos tengan una buena adherencia. Si los azulejos están sucios o muy húmedos es muy complicado pegar algo sobre ellos. Ten paciencia, reformar la cocina sin obras te sale barato y es entretenido pero también algo pesado.

El tercer paso es la aplicación del plaste. ¿Sabes lo que es esto? Un producto en polvo que mezclarás con agua, unos 450ml por cada kilo de producto. Esta suma de elementos creará una pasta muy agradable al tacto humano que tendrás que aplicar sobre la pared. Lo más probable es que en algún azulejo tengas que repetir este proceso dos veces.

Por último, y dejando un margen de 24 horas para que el producto haga su trabajo, puedes lijar las imperfecciones para asegurarte de que tu nueva pared se queda perfecta. ¿Ves como no era tan difícil? Solo has necesitado una tarde.

Eliminar el gotelé

Nosotros tampoco entendemos quién fue el culpable de que todas las casas construidas en el siglo pasado estén cubiertas por este fatídico elemento. Pero no sufras, acabar con el gotelé también es posible si lo que buscas es reformar tu cocina sin obras.

Existen dos maneras de hacerlo dependiendo del tipo de acabado que tiene la pared en la que quieres empezar a trabajar. Para descubrir este misterio solo tienes que mojar con un poco de agua la pared y si esta la absorbe rápidamente quiere decir que su acabado está hecho con pintura al temple. Si ocurre lo contrario, tu pared está acabada con pintura plástica.

Gotelé acabado con pintura al temple

El primer paso que tienes que llevar a cabo es humedecer toda la pared y esperar a que el agua penetre sobre ella para que empiece a reblandecerse. Después, con una espátula, ¡arranca el gotelé! Seguro que esta es tu parte favorita.

Una vez que ya hayas terminado de rascar el gotelé, limpia las pequeñas imperfecciones con masilla y comienza a lijar la pared para que esta quede lisa. Y por último aplica una capa de imprimación fijadora. Lo tienes ¡has acabado con el gotelé!

Gotelé acabado con pintura plástica

Esta opción es un poco más pesada que la primera pero recuerda que merecerá la pena para conseguir reformar la cocina sin obras y que tu casa tenga una segunda vida. Para quitar la pintura plástica tendrás que utilizar un decapante de relieves y esperar a que esta se reblandezca.

Tu siguiente misión será rascar el gotelé con una espátula y “quitarle la cabeza”. Una vez hayas conseguido esto, se repiten los pasos de la opción anterior: limpiar defectos con masilla y lijar la pared hasta que se quede lisa.

Pintar las paredes

Si las paredes de tu cocina sobrevivieron a la moda de los azulejos y del gotelé, ¡eres un privilegiado! Pero aun así es comprensible que te apetezca dar un cambio a una de las habitaciones de la casa donde más tiempo pasas.

Sabemos que quieres reformar la cocina sin obras pero a lo mejor solo necesitas vestir las paredes de otro color o incluso atreverte con el vinilo. Compra dos o tres botes de pintura de tu color favorito y dale una segunda oportunidad a las paredes de tu cocina. Por cierto, no tengas miedo de manchar, aquí tienes las mejores técnicas de limpieza que debes conocer.

reformar la cocina sin obras

Colocar pizarra en una parte de la pared

Si ya has quitado el gotelé, los azulejos, has cubierto la pared de otro color… ¿Sabes qué puedes hacer? Convertir una de las paredes de tu cocina en una enorme pizarra. Esto dará alegría a tu hogar y le dará ese toque desenfadado que necesita.

Solo necesitas un bote, o dos, de pintura de pizarra. Sí, es mucho más sencillo de lo que imaginabas. Este tipo de pintura nos da la posibilidad de pintar sobre ella con una tiza. Así podrás escribir mensajes que alegren el día a tu pareja o tu familia.

Reformar la cocina sin obras: Suelo

Son muchos los hogares en los que el suelo de la cocina es distinto al resto de la casa. Seguro que muchas veces te has planteado cambiarlo pero te da pereza meterte en una reforma. Pues estás de enhorabuena porque cambiar el suelo también es posible si lo que quieres es reformar la cocina sin obras.

Coloca tarima flotante sobre el pavimento anterior

Habrás escuchado mil veces esta palabra pero probablemente no sepas que es súper sencillo instalarla sobre el suelo que tienes en tu casa. Se puede poner encima de cualquier tipo de suelo: cemento, vinilo, tablones, incluso sobre suelos con calefacción por debajo.

Habitualmente la tarima flotante ya está barnizada por lo que no requiere ningún acabado después de instalarla. Este tipo de pavimento flota sobre el anterior y es mucho mejor que el parqué,  ya que este está pegado al suelo, para zonas donde haya mucha diferencia de temperaturas y humedad.

Coloca cerámica sobre el pavimento anterior

Si no te convence la tarima flotante por lo que sea, siempre puedes cubrir el suelo anterior con cerámica. Primero tienes que cerciorarte de que ninguna baldosa está un poco suelta, es importante que estén todas fijas al suelo. Y después solo tienes que instalar el nuevo material. Esto hará que tu cocina parezca otra ahorrándote todo el follón que supone una reforma.

reformar la cocina sin obras

Reformar la cocina sin obras: Puertas

Otro elemento clave que puede hacer que una habitación cambie por completo es la puerta. Existen varias alternativas que puedes llevar a cabo, entre ellas ¡quitarla! Sí, has leído bien. ¿Para qué necesitas la puerta de la cocina? Si te libras de ella captarás mucha más luz y le darás un estilo minimalista a tu casa.

Es probable que no te haga mucha gracia la idea de deshacerte de tu puerta. Si es así, tienes otras opciones como por ejemplo cambiarla por una corredera o incluso pintar la que ya tienes. La pintura casi siempre es una opción.

Pensabas que te iba a resultar imposible reformar la cocina sin obras, ¿eh? Ahora solo tienes que decidir por dónde vas a empezar, armarte de valor y ponerte a ello. Si todavía no estás convencido del todo, ponte en contacto con nosotros que ¡seguro que te convencemos!